Lunes

Lunes

¿Hay esperanza? ¿La quiero?

Ahora mismo dudo de mi presente, pero ¿acepto? No.

Cartas salomónicas en presente redención,

escribo desde el viernes (un viernes lejano, aun irreal).

Escribo sobre un perdón buscado, todo ácidamente normal,

me piden que me arrodille en agnóstica genuflexión ante mi señor tiempo.

Creo que quemare su liturgia, hoy Señor tiempo no puedo ver más allá.

Las luces del teatro se apagan pero no hay túnel,

tampoco lógica salida.

Ahora existo con la máxima expresión de desear no hacerlo.

Existo como nunca, extremadamente vivo, en impensable contradicción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s