Verde

Ojos tristes remolean

al son de una danza perdida,

orquestados por un errático director

hermanado con las olas.

Mucho tiempo atrás perdieron,

aquí, su libertad.

En represalia mutan a tonos terrestres,

pues lloran su color,

y no es sino la tierra quien siempre es

receptáculo de las lágrimas.

Anuncios